Ene 152016
 

El tuneo se populariza con la posibilidad de tunear el coche y volverlo a su situación original fácilmente cuando decidimos que no nos gusta o nos hemos cansado de ello. Todo esto es posible con el vinilo líquido, una pintura “de quita y pon”.

vinilo liquido para tuning

Es un vinilo en estado líquido que se aplica en spray y sirve para cubrir muy diferentes superficies, tanto piezas de la carrocería como llantas o incluso elementos del salpicadero. Lo diferencial de este material es que no es permanente como la pintura, y se puede quitar en cualquier momento. Mira el siguiente vídeo para ver como se aplica:

Lógicamente, la resistencia de esta pintura no es la misma que la de una pintura convencional pero sirve de protección para la pintura original. Es necesario aplicar un mínimo de dos capas, con una hora u hora y medio de secada entre ambas. El precio del spray de 400 ml parte de sólo diez euros (también existe la alternativa de tirarlo con pistola). Si se está buscando un acabado con un brillo infinito o una pintura permanente esta no es la solución. Sin embargo si es una solución para los que no saben muy bien que quieren y posibilita probar distintas alternativas.

A modo de ejemplo, ¿te gustaría pintar las llantas en amarillo mate pero no sabes si te gustará?. Pues gastándote diez euros en un bote de vinilo líquido y pintando una de las llantas podrás ver exactamente cómo queda, ya no es como antes. Que te convence, pues pintas las llantas para siempre. Que no te convence, las dejas con vinilo hasta que te canses o quieras vender el coche. También puedes simplemente quitarlo, por algo es de quita y pon. Mira cómo se hace:

De esta forma tan sencilla podemos simplificar unos de los elementos de tuning que analizamos en el post El blog del tuning.

Sorry, the comment form is closed at this time.